Conciencia Solidaria
Inicio Entrá en acción Nosotros Campañas Multimedia Prensa Contacto Doná Conciencia Solidaria en Twitter Nuestro Canal Oficial en Facebook Conciencia Solidaria en Picasa Canal oficial en YouTube


Vegetarianismo  







 

Acción de Difusión Permanente
Coordinadores:

Lic. Mariela Silvestein
(011) 15 3265-501
Prof. Luciana Gagliardo
(011) 15 3265-5888
Prof. Mat Elefzerakis
(011) 15 3331 8638

¿Porque hablamos de Acción de Difusión Permanente y no buscamos un fin último como en las Campañas?

 
Porque nuestro objetivo es  una concientización que conlleve a un cambio de mentalidad  progresivo y de hábitos alimentarios. Sentimos que somos responsables de la información que recibimos y por esto queremos transmitirla. Los invitamos a leernos y a compartir nuestra visión, sustentada en informes científicos  y ecológicos, que avalan de manera contundente, porque es indispensable para el bien del planeta y de la Humanidad, reducir el consumo de productos que provengan de la explotación animal. 

Compartílo, hablálo con tus amigos, y ¡abríte al cambio!


 Recetario vegano


FILM: “UNA VIDA CONECTADA”

“Gente en todas partes del planeta hace elecciones más conectadas con sus valores día a día, simplificamos nuestras vidas, porque sabemos que la Tierra provee suficiente para las necesidades de todos pero NO para la codicia de todos.
RECICLAMOS: porque sabemos que los recursos del planeta son limitados y que debemos compartirlos con quienes están por venir”.
 ¡Compramos dentro del marco del COMERCIO JUSTO, con el objeto de ser justos!
ORGÁNICO para alejar los químicos de la tierra y del agua, proteger la vida silvestre, mantener al trabajador agrícola y a sus hijos sanos, y… ¡Por nuestra propia salud!
Conservamos el AGUA… Porque sabemos que es un recurso limitado.
Ahorramos ENERGÍA tratando de usar energías limpias para el planeta y renovables.
Y nos conectamos al poder de la Naturaleza porque sabemos que tomando decisiones conectadas, no solo construimos mejores vidas para nosotros también construimos un mundo mejor para todos.
PERO AÚN FALTA UNA DECISIÓN CONECTADA QUE PASA DESAPERCIBIDA…
Una de las de mayor alcance personal, práctico y ético.

Con esta decisión ayudarás a:
Alimentarnos y a cada persona hambrienta del planeta
A terminar con la deforestación, salvando las selvas tropicales y bosques
A revitalizar los paisajes rurales y salvar los huertos familiares
A detener al mayor contaminador y derrochador de agua
A reconvertir nuestros océanos a prósperos mundos submarinos
A hacer del cáncer y de las enfermedades cardíacas una rareza
Y a devolver la tierra silvestre a sus legítimos dueños: los animales silvestres.

ESTA PODEROSA DECISIÓN PUEDE ESTAR HECHA POR CUALQUIERA… TODOS LOS DÍAS… POR VOS MISMO, EN ESTE INSTANTE.

¿CON QUÉ HERRAMIENTA? TU TENEDOR

VEGANISMO: POR LA GENTE, POR EL PLANETA, POR LOS ANIMALES.
VEGANISMO POR LA GENTE.

Todos estamos conectados, las decisiones que tomamos afectan no sólo nuestras vidas sino también las de otros: si usamos en exceso le quitamos a los demás y a los otros por venir.
Hoy en día en un mundo de abundancia es difícil de entender cómo es que cerca de mil millones de personas pasan hambre y que 40 MIL PERSONAS MORIRÁN DE HAMBRE CADA DÍA.
Esto no ocurre porque sea insuficiente el alimento para todos. El tema es que mientras la gente se muere de hambre malgastamos enormes cantidades de granos alimentando vacas, credos, pollos y otros animales solo para satisfacer nuestro apetito por carne, leche y huevos.
La tierra provee hasta cierto límite, mientras la población humana crece, la pequeña proporción de tierra donde cultivamos no lo hace: criar animales para comida demanda tanta tierra, agua y otros recursos que la Tierra sería capaz de alimentar solo a dos mil millones de personas con una dieta basada en carne leche y huevos.
Con una población mundial cercana a los 7 mil millones es fácil ver que necesitamos una manera mejor.
El veganismo apoya un mundo en que todos seamos alimentados: requiere mucha menos tierra y recursos que los necesarios por los productos animales.
LA ECUACIÓN ES SIMPLE: MIENTRAS MENOS PRODUCTOS ANIMALES CONSUMAMOS, MÁS GENTE PODREMOS ALIMENTAR.
Si ignoramos este simple hecho, más personas morirán de hambre mientras la población continúe creciendo.
Las elecciones veganas fomentan también la propia salud y la de otros. Los asesinos número uno en el mundo: enfermedad cardíaca y cáncer están vinculados al consumo de productos animales. Las elecciones veganas pueden convertir dichas enfermedades en una rareza, deteniendo la imposición de dietas basadas en animales a gente y países pobres.
Millones de personas en vez de apoyar la exportación de enfermedad y hambruna ESTA SIENDO EL CAMBIO QUE QUIEREN VER EN EL MUNDO: sus elecciones veganas están mejorando y prolongando sus propias vidas, aliviando la carga sobre el planeta y sustentando la vida para futuras generaciones.

VEGANISMO POR EL PLANETA
Las elecciones veganas conservan tierra, agua y energía.
De hecho criar animales para comida consume tantos recursos que el veganismo es una de las mayores contribuciones para salvar el planeta.
Uno de los principales contribuyentes del cambio climático es la cría de animales para comida… Así es… Mientras se nos impulsa a cambiar nuestras bombitas eléctricas y automóviles las Naciones Unidas descubrió que la cría de animales para comida contribuye más que todos los autos, aviones y camiones combinados al calentamiento global: ¡40% más!
Al criar animales para comida desperdiciamos agua: 455grs de carne requieren casi 10 mil litros de agua, 3,8 litros de leche de vaca, casi tres mil litros de agua.
Al tomar elecciones veganas ahorraran 4.927.000 litros de agua cada año. Eso es tanta agua que siendo vegano podrías dejar corriendo tu ducha 24 hs los 365 días del año y aún así gastarías menos agua que alguien que se alimenta a base de animales.
Muchos de nosotros reciclamos papel porque queremos salvar arboles, pero la razón número uno para talarlos, incluida la destrucción de las selvas tropicales es despejar tierra donde cultivar FORRAJE (comida para animales) y para FEED LOTS.
En tan sólo un año un vegano salva 4840 m2… ¡De arboles!
Los miles de millones de animales criados para comida no solo consumen la mayoría de nuestra agua y alimentos también EXCRETAN la mayoría. Tan solo en EEUU estos animales producen 130 veces más excremento que toda  población humana 39130 gr por segundo… ¡POR SEGUNDO! Suficiente para reconstruir la línea del horizonte de Denver cada 24 horas… ¡Con excremento!
Estos derrames concentrados contaminan el agua, destruyen la capa fértil del suelo y contaminan el aire.
Hemos olvidado que los océanos solían rebozar de vida: ballenas delfines y tortugas marinas era comunes y abundantes, los cardúmenes eran tan profusos que las aguas se espumaban de vida… Pero ahora nuestros océanos están muriendo… La pesca industrial ha llevado a la población de peces casi hasta la extinción: redes inmensas de kilómetros de largo arañan las profundidades oceánicas e indiscriminadamente recogen y sofocan a todos los que atrapan: tortugas, focas, delfines, ballenas y miles de millones de peces.
Las fábricas industriales de peces y camarones están creando zonas muertas, enormes cantidades de deshechos concentrados asfixian el suelo oceánico y ahogan la vida en él.

PERO NO ES DEMASIADO TARDE
IMAGINEN un mundo con aire limpio, agua limpia, millones de hectáreas reforestadas y florecientes praderas, prósperos océanos rebosantes de vida. Bastas extensiones de tierra devueltas a los animales silvestres que solían habitarlas.
El veganismo funciona de tal manera que todo esto puede ser algún día nuevamente el mundo que compartamos.

VEGANISMO POR LOS ANIMALES
Para alimentar a cientos de millones de personas con productos animales mundialmente asesinamos a  más de 50 mil millones de animales terrestres y cientos de miles de  millones de animales marinos por año. Asesinamos decenas de millones de asustados e indefensos animales cada hora de cada día.
Si la mayoría del mundo considera incorrecto herir y matar indefensos animales… ¿cómo es posible que la mayoría del mundo siga hiriendo y matando innecesariamente  a indefensos animales para comérselos?

¿POR QUÉ ESTA DESCONEXIÓN?
¡¡¡ES TIEMPO DE CONECTAR!!!

Con elecciones veganas defienden a los más apacibles, a quienes dependen completamente de su compasión, defienden a los animales criados para comida, dejan de pagarle a alguien para que los lastime en su nombre, defienden a millones de animales silvestres que son asesinados para abrir espacio para animales criados para comida. Además ayudan a reconstruir las tierras salvajes que son su hogar.
La mayoría de ustedes ha conocido a un animal, han descubierto que tienen su propia personalidad, sus propias singularidades, sus propios modos. Reconocen cuando están felices, tristes o asustados.
A veces olvidamos que esto es cierto para todos los animales. La mayoría de nosotros ha sentido su amor incondicional, ese lazo profundo que supera las conexiones humanas: hablamos con gatos y perros y a veces conectamos con ellos más profundo que con ninguno, ellos nos aman y nosotros los amamos a ellos.
Ahora pueden sentir siempre esa conexión dándole amor a todo animal, a los que llamamos compañeros, a animales silvestres y a los que sufren en granjas industriales.
Hagan elecciones veganas para alinearse con su verdadero amor a los animales.
Expandan su círculo de compasión y el amor regresara a ustedes multiplicado por miles.
Cada una de nuestras elecciones del pasado ayudo a construir el mundo actual y cada una de nuestras elecciones de ahora en adelante ayudara a construir el mundo del mañana.

Hay una forma de construir un mundo mejor, un mundo en el cual a todos nos gustaría vivir, un mundo movido por la bondad innata de la gente y por sus valores de justicia, amabilidad y compasión por otras personas, los animales y el planeta.
Veganismo, cada día son invitados a elegir.
Vivan sus valores, cambien el mundo, es así de simple.

www.alifeconnected.org


¡No a la explotación animal!
¿Por qué decimos esto?
No hay bienestar compatible con la explotación animal, en la medida que utilicemos a los animales como máquinas de producción siempre habrá sufrimiento animal.

  1. SUFRIMIENTO ANIMAL:

El animal es visto como máquina, en los feedlots, es decir los engordes a ganado a corral, donde luego los asesinarán para la alimentación humana no vegetariana. Pero también hay sufrimiento animal en circos y zoológicos para “entretenimiento”, caza, y otros “deportes’’,  también hay sufrimiento animal en la vestimenta, y en la experimentación. Mira la película Terráqueos, y comprenderás mejor este asunto.

Terraqueos

2)    SALUD PLANETARIA = ECOLOGIA
Problemas que trae la explotación animal:

  • Deforestación para campos de pastoreo y para sembrar alimentos para dar de comer al ganado (casi un tercio de la superficie terrestre se dedica al ganado).
  • Gases de efecto invernadero. El gas metano que elimina la industria ganadera es mucho peor que todos los gases emitidos por los medios de transporte humanos.
  • Agua.  Se necesita muchísima más agua para producir un kilo de carne que para producir un kilo de trigo. Y recordemos que estamos en momentos de Emergencia Hídrica Planetaria!
  • 3) SALUD HUMANA:
    Los daños que conlleva a la salud humana la alimentación caníbal son diversos. Por costumbre y falta de información, muchas personas, siguen alimentando la enfermedad, en vez de apostar a un cambio por una vida sana y equilibrada, con una cooperación entre reinos, efectiva y vivificante.

    4) LO SOCIAL:
    Las consecuencias sociales del consumo de carne son tremendas. Hambre en el mundo, es provocado por el genocidio animal, mientras nos convertimos en una sociedad genocida, donde es considerado delito esta matanza ya que la mayoría de los seres humanos no mata directamente a los animales, sino que es una matanza tercerizada… Le pagamos a otro para haga… Matarifes, transportes de ganado, carniceros, y una larga fila de personas más aquellas otras que consumen esto, son víctimas de un modelo de consumismo hipnótico y salvaje que no frena para reflexionar sobre la calidad de sus acciones y sus consecuencias.

    ¿Qué es el especismo?
     El especismo es la naturalización e institucionalización de prácticas aberrantes, que no son considerada como tales, dado que el sentido común hegemónico e imperante indica que, por ejemplo, los animales son inferiores al reino humano, dignos de amor, algunos de ellos, como mascotas y otros dignos de asesinato, como las vacas, para una alimentación que verdaderamente no alimenta más que nuestros instintos más primitivos y violentos.

    “La ONU insta con carácter de urgencia a llevar una alimentación vegana”
    Un cambio global hacia una dieta vegana es vital para salvar al mundo del hambre, la escasez de combustible y los peores impactos del cambio climático, dice un informe de la ONU publicado recientemente.
     Entre otros datos, el informe arroja que:
     - Una reducción sustancial del impacto ambiental sólo sería posible con un modificación sustancial de la dieta en todo el mundo, dejando de lado los de productos de origen animal.
     - Los productos de origen animal causan más daño que la producción de minerales para la construcción tales como arena o el cemento, los plásticos o metales. La biomasa y cultivos para los animales son tan perniciosos como quemar combustibles fósiles.
     -La producción de carne y lácteos, representa el 70% del consumo mundial de agua dulce, el 38% del uso total de la tierra y el 19% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

    Hay distintos colegios en el mundo que alimentan a sus estudiantes de manera vegana o vegetariana.
    “Si el mundo entero decidiese hacerse vegano mañana… El mayor huésped de los problemas mundiales desaparecería de la noche a la mañana. El cambio climático decrecería, la deforestación prácticamente cesaría, los bosques se preservarían, la calidad del aire y el agua se incrementaría, los niveles de expectativas de vida se incrementarían, y nuestros índices de cáncer caerían, tan precisamente, con esa acción de volverte vegano. Estarías efectivamente haciendo del mundo un mejor lugar.”

    Moby, Cantante Americano.

     

    Tres mil animales son muertos por segundo en el mundo para consumo humano. T R E S  M I L.
    Por cada segundo que pasa, tres mil animales serán muertos para consumo humano, la mayor parte de este número va para la industria de la comida. Esto quiere decir que para el momento en que termine de escribir esta frase aproximadamente treinta mil animales habrán sido asesinados para el consumo humano.

     “Es una cifra escalofriante. Creo que una de las cosas que más me impacto en el momento que deje de consumir animales y productos de animales fue este asunto del número”. Señala Malala Fontán, activista de Conciencia Solidaria.
     “El número es astronómico. Casi increíble. Pero es real”.

    3.000 animales muertos por segundo.
    180.000 animales muertos por minuto.
    10.800.000 animales muertos por hora.
    259.200.000 animales muertos por día.

    (Doscientos cincuenta y nueve millones, doscientos mil por día)

     “Dicen que si tanto China como India se incorporarán como ya lo están haciendo al sistema de consumo de la clase media mundial, este planeta no daría abasto, se necesitarían 7 planetas más como la Tierra para dar abasto a la demanda consumista”.

    ¿Qué sucedería entonces con la cuestión animal?
    ¿A cuánto deberíamos ver crecer ese número? ¿Es posible tanto horror?
    Y, más importante aún: ¿Qué está sucediendo ahora con “la cuestión animal”?

     Estamos tan acostumbrados culturalmente a adquirir bienes de todo tipo en lugares que los proveen que nos hemos dejado de interrogar respecto de ellos. De esta manera compramos en el supermercado nuestros alimentos, que vienen en cajas, embalajes, sobres, tarros, frascos, bandejitas, con una innumerable cantidad de agregados químicos y saborizantes y estabilizantes y conservantes y en la mayoría de los casos, todos esos productos tendrán algo de origen animal.

    Nada escapa a la industria de la explotación de animales: las llantas de nuestras bicis y autos, los cepillos para pelo, las galletitas de agua.

    CASI TODO TIENE ALGO DE ORIGEN ANIMAL, y esto no debería ni tendría por qué ser así. Podemos hacer galletitas sin grasa animal, etc., etc., etc.

    La cuestión animal:
    Nuestra entera civilización se basa en el consumo de animales. Y es planetario. En Argentina basamos nuestras preferencias en las vacas, mientras que en China y Corea comen perros. Que poco civilizado… Podés pensar… Pero es lo mismo… Son animales.

    “Tengo perros. Ellos sueñan. Sufren. Aman el sol y la vida. Qué raro es… ¿Por qué ellos sí, y otros animales, no?”, se pregunta una militante de Conciencia Solidaria.

    La pregunta: ¿Por qué consumirlos?
    Porque son saludables, porque así nos alimentamos desde siempre, porque están a nuestro servicio, la lista de respuestas es interminable.
    Conciencia Solidaria desea que al final de leer este informe te plantees seriamente este asunto. Empezar a dejar de comer animales. Parecería una tarea ciclópea, pero sin embargo no lo es. En este momento miles de personas están pensando en esto. Es algo que se está abriendo paso firmemente atravesando las conciencias y los corazones. La cuestión animal debe ser abordada de una vez por todas con seriedad y con rigor.

    ALGUIEN TIENE QUE PARAR ESTE HORROR… Y esa persona sos vos, ¿quién sino?

    Más videos sobre estos temas encontrás en:  www.miralatierra.com


    Te invitamos a reflexionar leyendo un cuento…

    El problema de la humanidad
    A Conciencia Solidaria ONG Interprovincial.

    Oscuridad. Encierro. Hacinamiento. Dolor. Angustia. Miedo. Desesperación. Esas palabras, aparentemente inconexas, son perfecto hilo conductor de mi desdichada historia. La historia de una vida que, por el desprecio de otros seres, por sus ansias de superioridad, y su egoísmo, tratan a los demás como inferiores, degradándolos, y terminan asesinándolos como si su vida no valiera nada, y la de ellos, todo.
    Nos fueron a buscar a nuestras casas, primero se ocultaban en la noche, no querían que el mundo se enterara de sus atrocidades, de su torcimiento. Después, ya no les importó. Empezaron a venir de día. A toda hora, no había momento de tranquilidad, de paz. Nos llevaron, transportándonos en condiciones a las que el adjetivo paupérrimo le queda grande. Unos sobre otros, en trenes o camiones, a tal grado de confusión que no sabíamos donde empezaba el hermano, el amigo, el familiar, y donde terminaba, y empezaba uno mismo. Tal vez, justamente, el error era creer que somos solos y unívocos, y para colmo, unos mejores que otros, como ellos se creían, en lugar de percibir, de sentir, que somos un ser colectivo y hermanado. Tal vez, ese sea el problema de la humanidad… Pero ahora, mejor sigo con mi relato y reflexionamos después, juntos. Decía que las condiciones en que nos transportaban eran menos que paupérrimas. Es lamentable, pero hoy puedo reconocer que quienes se iban en ese traslado, quienes nos dejaban, eran más afortunados que los que sobrevivíamos, porque no tendrían que vivir, que soportar, lo que vendría después.
    Nos hacinaban en celdas de dimensiones ridículas, sin movilidad alguna. Esto también era un método de tortura, un medio para doblegar nuestra voluntad, una forma para quebrarnos, para rompernos, primero psicológicamente, el alma, y después el cuerpo, la vida. Nos encerraron, nos despojaron de todo lo que era nuestro, de todo lo que amamos. Nos despojaron de todo. No nos dejaron nada. Muchas veces, separaban familias sin importarles nada. Sin demostrar ni una pisca de humanidad.
    Viviendo en nuestros hogares, antes de los traslados y los hacinamientos, tampoco nos sentíamos más seguros, el riesgo y la posibilidad de morir, nos acechaba cada instante, cada segundo. El ruido de los aviones presagiaba la desgracia inminente. Segundos después escucharíamos el silbido de las bombas cortando el aire, antes de la explosión. Después del aturdimiento, sería mejor no recobrar la audición, para no escuchar el llanto, las lágrimas y los desesperantes gritos, de quienes sobrevivieron, el dolor por las amputaciones, por la sangre derramada, por los hermanos que ya no viven.
    Avanzan las tropas terrestres. Ya no hay vuelta atrás. Sólo quedan dos posibilidades. Entran casa por casa. Ametrallan. La primera posibilidad. Es la muerte. La segunda, los campos… ¿‘De refugiados’, ‘De detenidos’, ‘De exterminio’?
    Y, para muchos otros, la existencia es todavía más triste, más oscura, ni siquiera nacen en libertad, ni ven nunca la luz del sol. No saben lo que son ni la libertad ni el sol. No pueden saberlo. La vida es, para estos desventurados, comer, comer y comer, para ser engordados, para que después, tras una muerte horrible y traumática, su cadáver se transforme en comida para sus asesinos, y otros muchísimos cómplices, consciente o inconsciente, cuya participación, se manifiesta en su alimentación.
    Nacemos fabrilmente, no como seres vivos, sino como un producto más, como otra propiedad de estos seres soberbios, los humanos, quienes se creen dueños del mundo y de todo lo que hay en él, sin darse cuenta, que ellos también pertenecen a ese mundo. Luego, engordamos, encerrados en mínimas jaulas. A las aves las mutilan, cortándoles sus picos, sin anestesia, total son animales, ¿qué importa que sientan dolor? ¿Qué importa a la gente, si son comida? No son perros, o gatos o caballos. Son gallinas, son pavos, son vacas o conejos. ¿Qué importa al soberbio ser humano, si sus hermanos monos son usados para la experimentación, y mueren en la fría mesa del científico, en lugar de morir en su hábitat, rodeado y acompañado por su familia, cumpliendo su ciclo? ¿Qué importa si Holi, una vaca, tiene una esperanza de vida de treinta años, pero su existencia se ve limitada a sólo cuatro, porque fue destinada a ser una vaca lechera, a ser exprimida hasta no dar más, hasta sólo servir su carne, desnutrida, para las hamburguesas de las casas de comida rápida? ¿Qué importa?
    Nada. Como tampoco le importó lo sufrido por Samuel y millones y millones de judíos, de negros, homosexuales, gitanos y comunistas, durante el Holocausto, llevado adelante por los nazis, en la Segunda Guerra Mundial. Después, como los pueblos de todos los países sometidos a sus genocidios particulares, por sus propias dictaduras fascistas, alegaron desconocimiento, se horrorizaron, se rasgaron las vestiduras. Clamaron por justicia.
    Y sin embargo, en la historia humana, pareciera que la memoria es débil, y todo vuelve a pasar… Lo irónico, es que son los descendientes de aquellos judíos asesinados por los nazis, quienes hoy, vueltos soberbios fascistas, enmarcados en una ideología totalitaria llamada sionismo, invaden, bombardean y asesinan, cruelmente y sin misericordia, a sus hermanos palestinos, el pueblo que vivió en esas mismas tierras durante milenios, antes que ellos, incluso en convivencia pacífica con otros judíos y cristianos… Hombres, mujeres y niños, indiscriminadamente, caen bajo las bombas y las balas israelíes, en connivencia con la gran nación imperialista del mundo, los Estados Unidos… El objetivo último detrás de tanta muerte, detrás del asesinato de Muhamad y su familia, los recursos naturales, en especial el petróleo, que yacen bajo el suelo palestino, regado de sangre de inocentes. La excusa de los Estados Unidos e Israel, la lucha contra el terrorismo.
    Hace algunos siglos, la Revolución Industrial cambió el concepto de la alimentación para los seres humanos. Lo primero que hizo, fue introducir maquinarias en la producción agrícola, que la incrementaron exponencialmente. A partir de entonces, desde hace algunos siglos atrás, insisto, debería haberse erradicado el hambre y la pobreza de este planeta… Pero no fue así.
    Poco tiempo después, los hermanos animales, transformados en productos, en propiedades, ahora somos producidos en masa, con el único objetivo de morir para alimentar a los humanos, y aunque lo sepan, mucho no les importa… ¿Qué importa el sufrimiento y la muerte de Samuel, el judío, y su familia? ¿Qué importa el sufrimiento y la muerte de Muhamad, el palestino, y su familia? ¿Qué importa el sufrimiento y la muerte de Holi, la vaca lechera, y su familia? Es tres veces la misma pregunta, sólo cambia el protagonista. ¿Qué importa?
    En el medio, oscuridad, encierro, hacinamiento, dolor, angustia, desesperación.
    Es tiempo de abrir los ojos, y la mente.

    Mat Elefzerakis; Capilla del Monte, Córdoba.
    Viernes 25 de julio de 2014.
    http://delarealidadalsuenio.blogspot.com

     


    MAPA DEL SITIO


    INICIO
    Blog de noticias
    Galería de fotos
    Preguntas frecuentes

    ENTRÁ EN ACCIÓN
    Sumate
    Tarea educativa
      CAMPAÑAS
    =dad de género e identidades sexuales
    Basta YA!
    Los glaciares no se tocan
    No nuclear Argentina
    No agrotóxicos / No transgénicos
    No al fracking
    Cuenca Salí Dulce
    Conciencia QOM
    Vegetarianismo

    MULTIMEDIA
    Videos
    Imágenes
    Audios
    Radio en acción
    TV en acción
    Biblioteca de notas

    NOSOTROS
    Lo que logramos juntos
    Preguntas frecuentes
    Premios Amazonia
    Webs amigas

    CONTACTO

    DONÁ
    Galería de arte
    Listado de necesidades
    Donar on-line

    PRENSA
    Últimas noticias
    Pro-bono / Spots
    La paja del trigo
    Suscripciones prensa
    Comunicados de prensa
    © Copyright 2007 - 2015

    Conciencia Solidaria busca establecer un vínculo entre las necesidades de urgencia ecológica y las posibles soluciones a estos problemas. Delineamos estrategias y usamos todas las herramientas puestas al servicio como la interrelación con otras personas o grupos para la acción, la exigencia ante los organismos gubernamentales, la difusión, la educación, la concientización de individuos y fundamentalmente ser ejemplo de lo que se aspira, porque creemos que la búsqueda de la conciencia no se impone. Se vive en cada momento.

      Conciencia Solidaria


    powered by correCanguro